Saltar al contenido

Dinamómetro para Medir la Fuerza Muscular

Dinamómetro para Medir la Fuerza Muscular
5 (100%) 1 vote[s]

Si eres deportista necesitas Comprar un Dinamómetro de Fuerza. Este sencillo aparato te permitirá medir tu fuerza muscular. Conocerás al fin la fuerza de tu agarre por lo que podrás comparar tu nivel físico con el de tus compañeros. Podrás analizar los valores para mejorar tus entrenamientos. Este pequeño instrumento te permitirá incluso medir y controlar tu recuperación de anteriores sesiones, con lo que sin duda, mejorarás tus resultados y tu proyección deportiva.

dinamometro medir fuerza muscular comprar barato online

Dinamómetro para Medir la Fuerza de Agarre

Utilizar un Dinamómetro es la forma precisa y exacta de medir nuestra fuerza de agarre. Si para tu deporte es importante esta medición, te recomendamos que compres uno. Con este aparato podrás medir de una manera fiable la evolución de tu fuerza de agarre. Podrás compararla con mediciones pasadas y sacar con ello conclusiones importantes sobre tu entrenamiento. Como podrás realizar un detallado seguimiento de tu fuerza, con el paso del tiempo, podrás fácilmente mejorar tus progresos, al adaptar tus entrenamientos  en función de los resultados óptimos que te proporcione el Dinamómetro.

dinamometro fuerza muscular

Cada vez es más común ver Dinamómetros para Medir la Fuerza Muscular en los gimnasios de musculación. Incluso se les llama coloquialmente en algunos ámbitos, aparato medidor de fuerza muscular. Y también se ha convertido en un instrumento imprescindible en el maletín de todo preparador físico o médico deportivo que se precie.

Cómo usar correctamente el dinamómetro de fuerza

Resulta francamente sencillo el uso de este instrumento deportivo. Es importante que coloques tu brazo y tu mano de forma correcta para que así puedas obtener la mayor precisión en los resultados. Debes comenzar doblando el brazo en un ángulo de noventa grados. Asegúrate que la parte superior de tu brazo se encuentre junto al cuerpo. Sin llegar a pegarse. Pero tu antebrazo tiene que apuntar hacia fuera del cuerpo y tus dedos deben sujetar con firmeza la empuñadura o palanca.

Cuando estés preparado para ello. Inicia la presión con los dedos. Debes apretar con la mayor fuerza que seas capaz de infringir a la empuñadura del dispositivo. Continua apretando durante cinco segundos ininterrumpidos. Puedes ir contando mentalmente mientras presionas. Procura no mover el aparato, ni modificar la intensidad del apriete. Tampoco muevas ninguna otra parte de tu cuerpo mientras estás presionando. Y así obtendrás una lectura correcta de tu fuerza de agarre máxima. Te recomendamos que repitas la prueba varias veces para obtener datos más fiables. Y sobre todo no te olvides de que debes repetir la prueba para cada una de tus manos.

Analizar los resultados obtenidos

Si has realizado correctamente la prueba de fuerza habrás obtenido unos resultados concretos, que aunque han podido ir variando en las sucesivas repeticiones, sí te han facilitado un promedio de fuerza. Ahora se trata solamente de comparar dichos valores con las tablas estándares. Evidentemente, estos promedios son muy subjetivos y diferentes si estamos tratando con un individuo sedentario o un deportista de alto nivel. No es lo mismo tampoco la fuerza de agarre de un gimnasta, a la de un futbolista o un culturista de competición. También influyen otros factores como la edad, el sexo y la salud. Por lo tanto, deberás tomar estas tablas que circulan por internet con bastante cautela.

dinamometro-para-medir-la-fuerza-muscular-barato

Para que puedas tener una indicación de referencia, te podemos adelantar que la fuerza de agarre de un hombre sano debería ser superior a 105 y en el caso de mujeres a 57. Estos valores se corresponderían con un promedio general. Por debajo de estas cifras sería necesario que establecieras una rutina de ejercicios específica para mejorar los parámetros de fuerza muscular de agarre. No obstante, nuestra recomendación es que compares tus valores con los obtenidos por otros compañeros de entrenamiento y de esta manera sí que podrás establecer una comparativa más fiable de tu nivel. Y sobre todo, lo más importante es la evolución de tu fuerza de agarre a lo largo de un tiempo, que es lo determinará que avanzas por el camino correcto en tus entrenamientos. O que necesitas abordar algunos cambios.

Controla tu recuperación con un dinamómetro de fuerza

Si eres un deportista serio, conoces perfectamente la importancia del descanso en tus entrenamientos. Es fundamental la recuperación de las fibras musculares antes de volver a castigarlas en un nuevo entrenamiento de fuerza. Por lo tanto, es necesario que cuando establezcas tu rutina de entreno, te asegures que cuando vuelvas a ejercitar tus músculos, estos se hayan repuesto totalmente. De esta manera conseguiremos aplicar el entrenamiento adecuado,  que nuestro cuerpo se adapte a nuestras rutinas y progrese adecuadamente al estímulo de nuestros entrenamientos.

dinamometro-de-fuerza-como-utilizarlo

Es poco conocido el concepto de fatiga neuromuscular. Los deportistas suelen controlar su cansancio muscular, pero olvidan la fatiga que se produce en el sistema nervioso central. El estrés que produce el entrenamiento ocasiona lo que se denomina fatiga neuromuscular. Lo importante del concepto es entender que ambos sistemas, el muscular y el nervioso, tienen capacidades de recuperación distintas.

Has de saber que el sistema nervioso central requiere un proceso de recuperación mucho más prolongado que el muscular. Como sabes perfectamente, incidir en el entrenamiento sin haberte recuperado completamente, es la forma más usual de acabar en un sobreentrenamiento con todos los problemas que ello implica a nivel de lesiones y estancamiento de marcas. Para controlar ese proceso de recuperación es para lo que podemos utilizar un Dinamómetro Muscular de Fuerza. Nos permite monitorizar nuestro sistema nervioso. Se trataría de hacer una prueba de fatiga muscular usando nuestro dinamómetro. Realiza un test por la mañana. Estando descansado. Si los resultados obtenidos son inferiores a los que presentabas antes de tus entrenamientos, significará que no te has recuperado, y por lo tanto deberás descansar, o bajar el nivel de entreno.

Además de dinamómetros para medir la fuerza muscular también tenemos:

error: Content is protected !!